admin

La tradición familiar de Papa Noel en los países de América

Papá Noel en familia en los Estados Unidos

La Navidad es una fiesta realmente popular entre las familias de los Estados Unidos.

Los extranjeros que se establecieron en este país hace muchos años trajeron sus tradiciones:  habitualmente toda la familia participa en la decoración de la casa. Los calcetines grandes están colgados cerca de la chimenea.

Las felicitaciones de  Navidad decoran las paredes. Se contruyen guirnaldas de palomitas de maíz. Se cuelgan en el árbol pequeñas ramas en azúcar roja y blanca. El buzón está lleno de felicitaciones de Navidad enviadas por amigos y familiares. Las casas y los árboles están decorados con luces eléctricas de colores. En los Estados Unidos, Papá Noel va siempre vestido de rojo y se llama Santa Claus.

El pavo que se consume en muchos países en Navidad fue descubierto por los conquistadores españoles en los Estados Unidos.

Así que este es un plato tradicional en el centro de atención para la “cena de Navidad” el 25 de diciembre, pero también para “Acción de Gracias” hace unas semanas. Muchas familias disfrutan de un buen pedazo de carne para la comida de Navidad como plato principal.

En la Casa Blanca, se sirve el “Pastel del Presidente”, una receta que tiene más de dos siglos de antigüedad, una tradición que se remonta a Abraham Lincoln y no se puede encontrar en ningún otro lugar.

Si los hábitos culinarios son más que variados, sin embargo, de este a oeste, la anfitriona de cada casa prepara, en un gran cuenco de cristal, la tradicional Egg Nog o Ponche de huevo, una bebida rica y espesa aromatizada con ron, a veces enriquecida con canela o nuez moscada que se ofrece en pequeños vasos de vidrio como símbolo de bienvenida a todos los invitados.   En la recepción de los grandes hoteles de renombre, el ponche Egg Nog se ofrece sobre un mantel blanco cerca de un maravilloso árbol iluminado y suele llenar de calidez el corazón de los clientes.

 

En Canadá

A partir de noviembre, un reino de Santa Claus se encuentra en muchos centros comerciales.
Los niños van allí para encontrarse con Papá Noel.

En Montreal, el Desfile anual de Santa Claus está organizado por unos grandes almacenes. A pesar del frío, muchos niños aplauden a “Santa”, que cierra el desfile. Cuando termina el desfile, éste “vuela” en su carro, ante los asombrados ojos  de los niños.

La Navidad en Quebec es un momento mágico.  La nieve cubre todo con su hermoso manto blanca, las calles cobran vida, las casas son ricamente decoradas y las tiendas adquieren un aire festivo.
Los quebequenses decoran el exterior de su casa con guirnaldas de luces, ramas de abeto y cintas rojas. Colocan pequeños abetos iluminados al borde de las calles.
Publicaciones canadienses reciben miles de cartas para Santa Claus.

La leche y algunas galletas se colocan cerca de la chimenea para que Santa pueda tomarlas durante la gran distribución de regalos. Se despierta a los niños en Nochebuena para que descubran los regalos que Papá Noel dejó debajo del árbol, el árbol de Navidad se corta alrededor de la medianoche y luego se comparte una familiar comida con pavo, pastel y de postre, el Pudin de Navidad.

 

Papá Noel en Brasil

Brasil es un país cristiano y sus habitantes son muy practicantes. La Navidad, la fiesta del nacimiento de Jesús es, por lo tanto, de particular interés para los brasileños.

Todos sabemos que a los brasileños les gusta festejar cualquier cosa. Para Navidad, ponen el paquete. Si la nieve no está allí, los brasileños compensan organizando cosas grandes.

Las festividades navideñas comienzan en Río con la llegada de San Nicolás en helicóptero al mítico estadio de la ciudad, el estadio Maracaná. A la llegada de San Nicolás le sigue una gran fiesta, espectáculos y discursos para la ocasión. En ciudades más pequeñas, es Santa Claus quien llega en helicóptero al tejado de los centros comerciales.

En esta ocasión, los habitantes (jóvenes y mayores) se reúnen y cantan diferentes villancicos. Santa entonces arroja dulces para agradecerles por moverse.

En todo el país, varias obras de teatro que reencarnan el nacimiento de Jesús se organizan en escuelas, iglesias, etc.

Nivel de gastronomía, la mesa de fin de año se compone de múltiples platos: bacalao, pollo, sopa de gambas o el prato típico de natales. La comida se sirve con sidra y vino brasileño.

 

En las Indias Occidentales

En las islas,la misa de medianoche es tradicional

Respecto a la comida,  los platos principales son típicos los de carne que llaman “cerdo puro”.

El cerdo del viejo contiennete se convirtió en las islas en pudin, paté y estofado. El jamón también es parte de la fiesta y es algo principla.. Huele a buen ron viejo y azúcar de caña.

Aquí, como en casi todos los lados, es la fiesta de los niños y parace una invitación a la gula.

Pero lo más destacado de la fiesta es el “pone”, un pan hecho de batatas, giraumon (calabaza local), azúcar, vainilla, uvas, canela, todo recubierto con buena mantequilla y horneado en el horno.

En la isla de Guadalupe, la farándula de los dulces proporciona una leche de coco que se come blanca, en una cuarta parte,  con pomelo gigante con corteza aún verde y fruta del campo.

En la isla de St Barths, este cóctel se compone de ron blanco, limón, jarabe de azúcar, aromatizado con los sabores típicos de la isla: canela, nuez moscada, clavo de olor y té.

En Guadalupe, son cáscaras de cítricos los que le dan al  ron blanco su aroma y matices.  Después de saborear el ron en pequeños sorbos, se trae a la mesa una gran sopera con  sopa de gandules aderezados con trozos de carne salada,  que le da un toque una fiesta indiscutible a estas fechas.

 

Compartir

Deja un comentario

Ingresar código de seguridad *